¿Qué es el síndrome de disfunción temporomandibular?

La A.T.M. es la unica articulación, móvil de la cabeza, establece conexión entre el hueso mandibular y los restantes huesos de la cabeza. Constituye un medio indispensable para la vida en relación. Interviene en diversas funciones de allí la importancia de su estudio, estos son: la masticación, la deglución, la articulación de la palabra, la expresión de los sentidos, el gusto y la respiración. Todas estas funciones son de vital importancia y pueden traer alteraciones en las actividades de la vida diaria, como por ejemplo comer, hablar, etc. El kinesilógo como profesional formado y capacitado para el tratamiento de las articulaciones sinoviales no debemos olvidar que la articulación temporomandibular puede ser el desencadenante de algias faciales, cefaleas y dificultades en los movimientos mandibulares por lo tanto es necesario el conocimiento de la anatomía y biomecanica de esta articulación para poder abordar dicha problemática desde un equipo multidisciplinario, detectando y evaluando cual va a ser el correcto tratamiento para cada paciente en particular. Por otra parte el conocimiento general en la comunidad nos llevaría a un rápido diagnóstico para su pronto tratamiento.

Introducción

Los trastornos de la articulación temporomandibular incluye toda alteración que tenga relación con las estructuras y sus componentes, que producen como resultado diferentes dolores de las estructuras vecinas. En 1982 se acuño el término de disfunción temporomandibular para definir diversas alteraciones vinculadas con el sistema masticatorio que afecta a la articulación temporomandibular y su relación con la dentición, los músculos y los huesos de soporte. Este conjunto de sintomático ya era reconocido en los tiempos de Hipócrates. En 1934 James Costen hace mención de este síndrome por primera vez describiendo los signos y síntomas de la disfunción temporomandibular. En 1955 Schwartz redacto un informe sobre el síndrome de dolor- disfunción ; en 1959 Shore decidió denominarlo Síndrome de Disfunción Temporomandibular, Ramfjord y Ash utilizaron el término alteraciones funcionales de la articulación temporomandibular. En 1969 Laskin lo identifico como Síndrome de disfunción miofacial, como la sintomatología no afecta solamente a la ATM se optó por la dominación de disfunción craneomandibular. En 1950 Mausten y Cols fueron fuertes propulsores de la idea que los rasgos de la personalidad y otros factores psicológicos contribuyen a la génesis de la disfunción de la ATM. Todos estos términos hacen referencia al mismo conjunto de síntomas y signos que componen esta alteración que describiremos en el siguiente informe.

Respuestas

-Cuando hablamos de disfunción no solo se trata del dolor sino también de toda alteración en las funciones del sistema estomatognático, la mala oclusion, las adaptaciones posturales y su relación con los demás elementos anatómicos o cuando se desarrollan parcial o defectuosamente, pueden aparecer ruidos articulares: crepitación, chasquido (por asincronía meniscocondilar, el condilo sobrepasa el menisco,luxación menisco-mandibuar) alteraciones de la dinámica (limitación y/o desviaciones asociadas a desequilibrios neuromusculares), vértigo, hipoacusia, sensación de taponamiento, generalmente estos síntomas producen espasmos musculares que llevaran a desencadenar el dolor.
-Signos a tener en cuenta en los niños son las alteraciones en el aparato masticatorio, el equilibrio cráneo-columna, cervical-mandíbula,hábitos perjudiciales (comerse las uñas, mansticar chicle,etc.), el factor emocionales y características de su personalidad que lleven a la alteración y/o utilización como descarga de pulsiones.

domingo, 25 de octubre de 2009

Mecanismos de los movimientos de la articulación




Biomecánica de la articulación
La mandíbula abre, protruye, se retrae, rota lentamente y presenta un grado de circunducción como en forma de masticación. Estos movimientos son permitidos, dirigidos y limitados por las superficies articulares, la textura del menisco, los ligamentos y los tejidos capsulares. Al abrir la boca, los primeros 25º son mediante rotación; luego los cóndilos se trasladan sobre el cartílago de la fosa glenoidea.-
Puede realizar tres tipos de movimientos:
* Movimientos de descenso y ascenso del maxilar inferior.
*Movimientos de propulsión y retropulsión.
*Movimientos de lateralidad o diducción.
Todos estos movimientos se emplean en cierta medida durante la masticación, y para entender perfectamente y apreciar los movimientos que se producen en la articulación temporomanibular, se necesitan algunos conocimientos sobre la relación entre los dientes superiores e inferiores con la boca cerrada. Con los dientes en contacto (oclusión), los incisivos superiores se hallan delante de los inferiores y suele haber algún contacto entre las superficies opuestas. Cuando la boca está abierta desde esta posición, los bordes de los dientes incisivos se extienden hacia abajo y adelante hasta que los bordes de ambas series de incisivos se dirigen la una hacia la otra. En el movimiento hacia abajo y delante de la mandíbula, la iniciación de la abertura de la boca es indicadora del movimiento compuesto de deslizamiento y rotación hacia delante que se produce en ATM.-
La forma de las superficies articulares de la articulación permite la rotación en bisagra entre los cóndilos y la superficie inferior del disco articular en el compartimiento inferior de la articulación (meniscomaxilar), mientras que en el compartimiento superior (temporomeniscal), el cóndilo y el disco se deslizan hacia adelante, contra la fosa mandibular como una unidad única. Es la forma sinuosa de la fosa mandibular y la eminencia articular lo que asegura que los dientes se separen por el movimiento directo hacia debajo de la mandíbula, así como su acción en bisagra.
Mediante este deslizamiento y acción de bisagra combinados, la mandíbula tiende a rotar en torno a un eje transversal a través de las dos língulas. La posición de ese eje esta determinada por los ligamentos esfenomaxilar y estilomaxilar que actúan de cuerdas de sostén, mientras que los distintos músculos se contraen para producir los movimientos.



Oclusión Dentaria

La relación de engranaje de los dientes determina la posición centrada de los ATM: una mala oclusión dental es generadora de espasmos musculares de trastornos mecánicos por lo tanto de dolores. Es importante tener oclusión equilibrada. Es el primer tiempo del diagnostico antes del tratamiento manual.
Una mal oclusión dental será responsable de una trayectoria de evitamiento durante el cierre de la boca, depresiones articulares anormalmente elevadas. La posición de los dientes esta sometida ala influencia de los empujes linguales a los cuales se oponen los músculos de la boca.
La mala oclusión dentaria es toda desviación dela oclusión normal y puede tener distintas causas:
-Mala posición dentaria y /o alteración en el numero, forma y tamaño de los dientes
-Mala relación y/o mal desarrollo de las estructuras basales de los arcos dentarios
-Mala posición y/o mal formación de las mandíbulas
-Mal desarrollo del maxilar superior
-Alteraciones musculares denominada mala oclusión aguda
¿Por qué no cierran correctamente los dientes? Por cambiar de lado habitual de masticación. Por lo general se mastica habitualmente con un mismo lado de la boca, pero si se cambia a masticar por el otro se altera la posición de los dientes y aparecen las interferencias oclusales (los contactos prematuros). Por las interferencias oclusales producidas por los trabajos odontológicos (obturaciones, prótesis). Causas que producen el cambio de lado de masticación: Dolor: frecuentemente de las muelas de juicio, caries, etc. Pérdida de la superficie oclusal masticatoria: extracciones, caries, etc. Iatrogénicas: trabajos odontológicos (obturaciones, prótesis).
Alteraciones posturales
Las alteraciones posturales tienen un importante papel en las disgnacias, alteraciones de la oclusión dentaria, se cree que están presentes en el 70% de los pacientes con Disfunción Temporomandibular. Éstas se manifiestan como: adelantemiento de la cabeza con respecto a la línea de la gravedad, antepulsión de hombros, asimetría de miembros inferiores y superiores, entre otros, creando un cambio en los patrones musculares y modificando la posición de la mandíbula, con el aumento de sobrecarga y un progresivo desgaste articular y periarticular temporomandibular.